Últimos temas
» Registro de Pagos
Hoy a las 12:39 pm por Liz Corleone

» Registro de Rangos [Famiglias, Policías y Políticos]
Hoy a las 10:13 am por Agatha Tattaglia

» Registro de Empleos
Hoy a las 10:10 am por Agatha Tattaglia

» Registro de Nombre
Hoy a las 10:07 am por Agatha Tattaglia

» Registro de PB
Hoy a las 10:03 am por Agatha Tattaglia

» Registro de Grupo
Hoy a las 9:59 am por Agatha Tattaglia

» Tattaglia, Agatha [ID]
Hoy a las 2:29 am por Liz Corleone

» Miami University {confirmación élite}
25/7/2017, 10:49 am por Invitado

» I need you!! Famiglia y más [2,3]
24/7/2017, 6:22 pm por Leo Tattaglia

» Wanted~ [0/2]
24/7/2017, 4:52 pm por Liz Corleone

Directorio
Elite
Random High SchoolNew York, New York! ♥

Amelia K. Levesque ID.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Invitado el 7/1/2016, 3:59 pm

 
Amelia K. Levesque

26 años
Prostitutas
Los Ángeles, CA.
14 de Mayo
La conveniente
Amber Heard

Descripción Psicológica

 
¿Quién conoce lo suficiente a Amelia como para poder describirla hasta el punto de averiguar los misterios que entraña su psicología?
Camaleónica, los pocos que pueden jactarse de haberla conocido más allá de lo que permite ver al mundo se refieren a ella como "El Camaleón", ¿por qué? Todo el mundo sabe que Amelia no es una de esas putitas baratas a las que mantienen las familias para sacar dinero fácil, al contrario, con ella las cosas son muy diferentes, ella es la que elige a sus clientes y acepta o declina los trabajos en función de si le interesa... o no lo hace.
Y una cosa está segura, no todos pueden pagar sus servicios.
Podría decirse que es neutral, unas veces trabaja para unos y otras para los otros, no muestra sus preferencias sino que hace las cosas en función de cuánto dinero esté en juego, tal vez de ahí deriven las referencias a camaleones con las que se la suele asemejar y es que Amelia es muy astuta, una de las pocas de su clase que puede moverse por todos los bandos sin meterse en problemas, al contrario, sacando provecho. Inteligente, sagaz y con un carácter que podría amedrentar hasta al más valiente, hay quienes consideran que las mujeres no sirven para los negocios... está claro que no conocen a Amelia.
Rara vez se la ve fuera de lugar, a la hora de trabajar se prepara concienzudamente, no deja cabos sueltos y su forma de proceder es... impecable, ¿necesitas una chica de compañía que sepa de política? Ella sabe, ¿que sea graciosa y sugerente? Ahí está. Como ya he dicho es un camaleón, se adapta a lo que le conviene, algo que impresiona y le da la fama de femme fatale que ella solita se ha ganado pero...
¿Qué hay detrás de todo eso? ¿Qué pasa cuando vuelve a casa?
Detrás de las múltiples máscaras que utiliza se encuentra una Amelia calculadora, apasionada y muy vehemente, que no se suele dejar por sus impulsos y lucha por estar en lo más alto, competitiva, ambiciosa, egocéntrica y a veces incluso narcisista, sabe lo que quiere, tiene cuadradas sus metas y no dejará que nadie se interponga en su camino. No le da miedo plantarle cara a quien sea y sobrelleva la vida del "agente doble" con notable profesionalidad, el amor no da dinero así que... en principio... no le interesa y, teniendo en cuenta el peligro que supone su trabajo como prostituta de lujo entre las mafias, lo último que se le ocurriría sería apegarse a alguien a quien puedan hacer daño. Ella no va a por migajas, no se conforma con una par de billetes de cien dólares, ella quiere más, lo quiere todo pero... ¿de parte de quién está?
No lo sé pero cuando Amelia juega...
Apuesta fuerte por ella.
 
 
  
 
Gustos y Disgustos
 
· Adora el arte, es una persona muy culta.
· ¿Quién no ama viajar? Para ella crecer como persona implica conocer mundo.
· La mitología, especialmente nórdica y griega, es curioso que a alguien como ella le interese pero podría pasarse horas narrando detalles de ambas culturas.
· La adrenalina, a veces alguien que se juega la vida continuamente necesita hacer cosas que descarguen la carga extra de adrenalina.
· Manipular a la gente, es parte de su trabajo.
 
· Detesta que traten de jugar con ella, hay gente que cree que por ser lo que es puede tratarla como si no valiese nada pero... se equivocan y lo pagan caro. 
· Que le den ultimatums, es ella la que dicta las reglas.
· Odia los lugares sucios y desordenados, no trabaja con gente sucia.
· El wasabi es superior a sus fuerzas, solo de olerlo ya se pone mala.
· Odia a muerte a los que torturan o maltratan a niños, animales o mujeres, parte del dinero que cobra lo destina a fundaciones que los protegen.
 
Manías y Fobias
 
 · Es demasiado ordenada y limpia, tiene que tenerlo todo en su sitio o las cosas pueden ponerse muy feas.
· Cuando está preocupada arruga la nariz.
· Tiene fobia a los insectos aunque nunca mataría a un ser vivo indefenso.
· Antes de dormir y sea la hora que sea se asegura de que su pistola esté cargada y a mano por lo que pueda pasar.
· Siempre lleva un botecito de gel desinfectante para manos en el bolso.
· La agobian los lugares muy cerrados y con poco espacio aunque no es claustrofóbica.
· Tiene auténtico pánico a encariñarse con alguien y que salga mal parado.
 



 

 
Antecedentes Historicos

 
Amelia nació en Los Ángeles, California, como María Oliveira hija de un matrimonio originario de Brasil que se había trasladado a Estados Unidos con la esperanza de encontrar una vida mejor que la que tenían en su país de origen. Su madre trabajaba prácticamente todo el día de criada en una de las casas ricas de Beverly Hills y su padre... se dedicaba a beber y de vez en cuando hacer alguna chapuza para los vecinos.
No tuvo una infancia especialmente feliz, solo había ciertos momentos en los que se consideraba afortunada, cuando su madre se la llevaba a casa de sus jefes para que jugase con el hijo de éstos, se llamaba James y era solo un año mayor que ella, sus padres eran una familia millonaria, un abogado con fama de trabajar para diversas mafias y su esposa. Eran dos buenas personas a pesar de todo lo que la gente hablaba, un matrimonio que adoraba a su hijo y se lamentaba por no haber podido tener más, continuamente le regalaban cosas la pequeña María (Amelia) y con el paso de los años comenzaron a tratarla como si fuese una más de la familia, se hicieron cargo de ella cuando su padre fue asesinado en una pelea de bar y su madre tuvo que volver a Brasil por no tener los papeles en regla.
La niña tenía solo siete años.




Aquella familia rica la adoptó oficialmente cambiando su nombre por el de Katherine y dándole su apellido, Levesque, identificándola como una más de la familia. Le pagaron los mejores colegios y profesores, fue formada como su hermano adoptivo, estudiando idiomas, haciendo esgrima... como cualquier niño rico haría, conforme fue creciendo se dieron cuenta de que no solo era inteligente sino que destacaba por aquella belleza exótica que su origen brasileño le había conferido, unos líquidos y claros ojos azules y una piel tostada como si de azúcar moreno se tratase.
Era preciosa y si a los quince años ya se veía... cuando cumplió los veinte era imposible apartar sus ojos de ella.




Estaba estudiando Ingeniería Aeronáutica cuando su mundo se desmoronó, tenía veinte años, era guapa, inteligente y... mantenía una relación con su hermano adoptivo, James, desde los diecisiete, ambos se respetaban, querían y, al haberse criado juntos, se conocían al cien por cien. Él estudiaba Derecho y estaba a punto de terminar la carrera, tenían claro que cuando ella acabase la suya se casarían y todo sería perfecto, una casa grande, hijos... Katherine (que así se llamaba Amelia en aquel momento) ni siquiera recordaba la pobreza que había vivido durante su niñez, tenía la vida que cualquiera querría y no podría ser más feliz, era humilde y agradecida, no quería tentar a la suerte ni al destino.
Sin embargo James sí quería más y comenzó a jugar con los asuntos de su padre hasta que se vio metido de lleno y no pudo salir.




Era la noche en la que ella cumplía veinte años y salieron a celebrarlo después de haber cenado con sus padres, ambos estaban ligeramente ebrios cuando salieron de la discoteca y tal vez por eso no se dieron cuenta de que la limusina en la que se metieron no era en la que habían llegado al club y tampoco los llevaba a su casa sino a un descampado a las afueras de la ciudad. Los sacaron del coche a tirones y unos matones le dieron una buena paliza a James, deudas de juego, ¿cómo podía haber sido tan estúpido de ir a los casinos de la mafia? Katherine no daba crédito a lo que veía y tampoco podía hacer nada, le habían dado tiempo para que devolviese el dinero y en lugar de hacerlo se había endeudado aun más... ¿significaba eso que iban a cobrar dándole una paliza? ¿Lo matarían? Estaba asustada y no veía escapatoria, ¿qué harían después con ella?
Ojalá la hubiesen matado.
James, el dulce chico con el que había compartido más de la mitad de su vida, aseguró a los matones que tenía algo para su jefe que le haría ganar mucho más que si él le devolviese el dinero.
Ella.
¿Y cómo iban a decir que no? Alta, esbelta, atlética... exótica... toda ella era un monumento aprovechable en todas sus partes, un negocio seguro. Aun así se llevó la paliza, lo dejaron inconsciente y a ella la arrastraron de vuelta al coche y... todo se volvió oscuro.




Pasó los dos años siguientes en un antro de aquella gente, vendiéndose como si fuese un animal, deseando poder matar con sus propias manos al que había sido su pareja y asqueándose cada día más y más de ser ella, de vivir, pero intentar suicidarse era sinónimo de ser castigada y solo le quedaba esperar.
Y así, una noche trabajando conoció al que sería su salvador, el hijo de un capo de otra familia que al verla vio la oportunidad de acabar con la familia para la que estaba trabajando. Podría decirse que la motivó a tratar de tomar las riendas de su vida mientras intentaba que a su vez ascendiese dentro del mundillo en el que la habían metido para poder acabar con todo desde arriba. Aquel chico le prometió que le pagarían bien por ayudarlos y desde un primer momento fue completamente sincero con ella y sin menospreciarla.
La ayudó a dejar de lado el asco que sentía por sí misma y a cambiar todo aquello por odio, rabia y mucha sed de venganza, aprovechó su inteligencia y belleza para ascender, acercándose a los clientes más ricos y engatusándolos para que la pidiesen siempre a ella hasta que la familia decidió ascenderla en la escala al darse cuenta que no era simplemente una cara bonita. Creyeron que estaban sacando partido de ella pero no sabían que toda la información que conseguía se la vendía a la otra familia y muy cara.




Un año después de aquella noche se acabó el juego, las familias se enfrentaron y ella, después de recibir el dinero que le habían prometido, se fue. Cambió su nombre por Amelia para que su antigua familia no sospechase de ella y se trasladó a Nueva York con la intención de continuar con su vida, sin embargo la fama que le dieron la precedió y las mafias comenzaron a ponerse en contacto con ella para conseguir sus servicios, ¿por qué no? Tener amigos dentro de la mafia significaba tener un gran poder entre las manos y decidió que valía la pena, después de todo ella pondría las reglas y no tendría que estar nunca más en ningún club ni acostarse con desperdicios humanos.
Ser un lujo era su garantía, cultura general, idiomas, belleza... trabajaría para sí misma y sacaría partido de la posición del resto.
A los veintiséis años ya tenía la fama de conseguir lo que quisiera y de ser una gran fuente de información de la mafia, ¿quieres saber algo? Amelia conseguiría saberlo por ti, para ella moverse entre la Alta Sociedad era pan comido y solo quería una cosa.
Vengarse.
 

 

  
 
Familia
 
 
Mary Jessica Ashcroft |55 años| Madre adoptiva de Amelia, tuvieron una relación de mutua confianza y cariño muy grande pero perdieron el contacto cuando James dejó a Amelia en manos de aquella familia, Amelia no sabe que sus padres nunca supieron aquello, que James les contó que ella simplemente había decidido irse a Brasil para estar con su familia biológica y, el dinero que él había perdido, dijo que se lo había llevado ella. 
 
Ashton Ashcroft |57 años| Padre adoptivo de Amelia, nunca tuvieron demasiada relación pero él sí que sabía lo que ocurrió de verdad y, por temor, no se metió en medio. 
 
 Sofía Souza|48 años| Madre biológica de Amelia, la abandonó con siete años porque la deportaron.
 
James Ashcroft |27 años| Hermano adoptivo y pareja de Amelia desde los 17 hasta los 20 años, fue el que la "vendió" a cambio de que se pagasen sus deudas. [Fue asesinado por un miembro de una mafia que le debía un pequeño favor a Amelia]
 
 
Otros datos
 
· Tiene un tatuaje en el tobillo.
· Continuamente tiene pesadillas por lo que pasó en los tres años que tuvo que trabajar para aquellos malnacidos.
· Siempre lleva encima una pistola.
 



 

 
Dobreva para SC
 



Le haré una oferta que no podrás rechazar.
Invitado
Invitado



Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Liz Corleone el 7/1/2016, 4:36 pm




[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]
RAW!:
[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]
Donna
avatar
Liz Corleone
Imagen :
Frase corta : Soy de esas mujeres que son veneno y antidoto a la vez. A quien quiero curar lo curo, y a quien quiero matar lo mato.
Nombre Completo : Liz Corleone
Edad : 29
Ocupación : Abogada
Nacionalidad : Italo-Americana
Face Claim : Angelique Boyer
Ausencia : sin ausencia
Donna



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.